En las carpinterías, herrerías y en el hogar nunca falta un martillo y es que este instrumento de trabajo, además de ser uno de los más antiguos, también es uno de los más versátiles; pues puede ser utilizado en distintas áreas. La función del martillo es muy sencilla de comprender. Sigue leyendo este post para que conozcas más al respecto.

Como mencionamos arriba el martillo es una herramienta muy antigua, los primeros equipos de este estilo datan de la edad media. Posteriormente los romanos comenzaron a fabricar una evolución del martillo haciendo su cabeza de cobre y más tarde fueron apareciendo los martillos con mangos.

Hoy día son muchas las empresas que se dedican a la fabricación de martillos de distintos tipos y utilizando variados materiales. De este aspecto estaremos conversando más adelante. Un martillo es una herramienta que es utilizada para golpear una pieza u objeto, originando un desplazamiento, para ello implementa el apaleo de percusión para alcanzar su finalidad.

¿Cuál es la función de un martillo?

La función es justamente servir de ayuda cuando se necesita golpear un objeto o cosa para conseguir un objetivo específico. Un ejemplo es cuando necesitamos incrustar un clavo en una madera, o cuando necesitamos desvanecer pegamentos de cemento. En ambos casos el martillo tiene la misma función de percusión.

Partes de un martillo

Cabeza: Por lo general está conformada por dos lados, la parte de golpeo y una parte con una más específica.  

Mango: Es la parte que sirve de agarre y para dirigir el martillo, puede ser de metal, de plástico o madera.

Tipos de martillos

En la actualidad hay en el mercado cualquier cantidad de martillos, incluso lo podemos encontrar de forma automática. La clasificación la haremos de acuerdo a su forma, y los de mayor utilidad.

Según su forma se clasifican de la siguiente manera:

  • El martillo de bola: Es una herramienta de percusión combinada de acero y mango de madera o fibra, con cabeza cilíndrica y superficie de golpe plana.
  • El martillo de chapista: Su aplicación es común para el alisado y desabollado de objetos metálicos. Los podemos encontrar en el mercado con doble cara, peña larga, corta y sin peña.
  • Martillo de construcción: Este instrumento es muy parecido similar al martillo de doble cara, pero tiene un tamaño aún mayor.
  • Un martillo de orejas, martillo de carpintero: Es una herramienta utilizada principalmente para golpear, clavar o extraer clavos o algún otro objeto que se encuentre en la madera.
  • Martillo mecánico: Se trata de una máquina, generalmente de uso profesional, que es utilizada con el objeto de demoler pavimentos, conocida también en el mercado como martillo neumático.
  • Martillo geólogo o para roca: Como su nombre lo indica es un instrumento usado para dividir y romper rocas y su utilidad está estrechamente vinculada a la geología
  • Martillo neumático: Es un taladro percutor portátil que basa su funcionamiento en mecanismos de aire comprimido, logrando percutir la superficie hasta romperla en trozos.
  • martillos hidráulicos: Tienen un funcionamiento similar a los martillos neumáticos, pero aquí el fluido es aceite hidráulico en vez de aire comprimido.

Según su utilidad, los más usados son los siguientes:

Martillo de orejas: su cabeza tiene dos funciones, la cara plana para clavar clavos, y la otra con ranura, para extraerlos.

Martillo de bola: de uso en mecánica.​La bola sirve para concentrar los golpes en el forjado de una pieza cóncava o al deformar los bordes de un remache o roblón para realizar una unión por remachado.

Martillo de cuña: de uso en mecánica. La cuña sirve para el corte en caliente de piezas, de forma similar al uso de la tajadera para piezas mayores, o a los cortafríos para espesores menores.

Mazos blandos: son martillos con caras de piel o plástico o goma que dañan menos que los metálicos y solo se usan con ese fin, el dañar y marcar la chapa lo menos posible.

Martillo de peña: para trabajos ordinarios, de 300 a 350 g; el martillo de ebanista (peña) es un martillo de cuña de poco peso (100 g).

Características genéricas de martillo

Las características más genéricas de los martillos es que indistintamente del tipo de instrumentos, todos están conformados por una cabeza y un mango, además de esto. Todos utilizan la fuerza del golpe de percusión, indistintamente de que se trate de una herramienta manual, neumática o automática, todos tienen como principio de funcionamiento el golpe como mecanismo de acción. 

Ventajas de un martillo
  • Es una herramienta fácil de utilizar
  • Es Versátil y puede ser aplicada en distintas áreas de trabajo
  • Cuenta con una extensa diversidad de tipologías
  • Es un instrumento con resistencia, por lo cual son perdurables en el tiempo
  • No requieren mantenimiento, a excepción de los modelos hidráulicos y neumáticos.

Son fáciles de trasladar de un lugar a otro.