¿Le has hecho el inventario a tu taller de herramienta y no tienes remachadora? Quizá sea el momento oportuno para pensar en adquirir una, pues nunca sabemos cuándo nos pueda ser útil, pero antes de tomar decisiones apresuradas de compra, ten brindamos toda la información que necesitas saber sobre este instrumento.

Lo primero que debemos conocer sobre este utensilio es que su aplicación es versátil, la podemos utilizar para fijar un remache en el hogar u otra actividad que amerite la unión de dos piezas.

En la industria también tiene implicación de relevancia para los procesos industriales. Estos instrumentos son asados para ejecutar remachado en serie. No obstante, este tipo de remachadora suelen ser más complejas que las utilizadas en el hogar.

Esta herramienta se ha utilizado en distintas partes del mundo y desde siempre han aportado beneficios relacionados con la unión de piezas. Sin embargo, en los últimos años las marcas fabricantes han mejorado aspectos mecánicos como estéticos. Además, hoy día existen diversos tipos de remachadora; condición que no era posible al inicio de su creación.

¿Qué es una remachadora?

Una remachadora es una herramienta cuya función específica es colocar remaches. Para ello pone en acción un conjunto de máquinas simples tales como palancas, tornillos, cuñas y resortes. Es útil en aplicaciones domésticas, como industriales. En el mercado la podemos encontrar de distintas marcas, pero este aspecto lo abordaremos más adelante.

¿Cómo funciona una remachadora?

Su principio de funcionamiento contempla la puesta en marcha del remache constituido por un vástago, el cual contiene en el extremo una cabeza. Al presionar la manija de la herramienta, se acciona un movimiento con fuerza, que levanta el vástago y lo aprieta. Paralelamente, mientras el vástago se mantiene elevado, en la cabeza se activa un doblez que permite la fijación de las dos piezas.

La remachadora continúa con el vástago levantado hasta efectuarse su rompimiento, quedando únicamente la cabeza uniendo a las dos piezas.

Tipos de remachadoras

Existen diversas clasificaciones de esta herramienta. Comenzaremos la descripción de las mismas con la remachadora manual, ya que es una de las más usadas en todos los campos de acción y una de las más antiguas.

  • Remachadora manual: Su aplicación es compatible con uniones de piezas en casas y en algunas operaciones del sector industrial. Su remache se ajusta a todos los tamaños de piezas.
  • Remachadora de acordeón: Comprende remaches de 2.4 mm, 3.2 mm, 4.0 mm, 4.8 mm, 5 y 6 mm y se accionan manualmente.
  • Remachadora de pinza en C: Funciona mediante una bomba neumática y tienen un peso de 3.5 kg. La bomba neumática tiene la función de generar la fuerza.
  • Remachadora T-Columna: Son accionadas a través de aíres comprimidos, contiene un peso de 100 kg. Su aplicación en la industria es común, gracias a su habilidad para trabajar en materiales como el aluminio, el cobre o el acero.
  • Remachadora de bancada: Su dimensión es menor que la descripción anterior, posee un peso de 60 kg y contiene un punzador cambiable.
  • Remachadora macizas: Ameritan maquinaria motorizada para su inserción.
  • Remachadora tubular: Esta categoría tiene su campo de acción en el sector industrial, aeroespacial y automotriz.
  • Remaches semitubulares: Son utilizadas en remaches de impacto
  • Remaches tipo ciega: Es aplicable cuando el remache no es posible por los dos lados. Para realizar la acción, contiene un mandril que admite la formación de un reborde en el extremado ciego del remache.

Todas la tipologías mencionadas cumplen a la perfección con su principio de funcionamiento, aportando remaches de calidad, pero para obtener un mejor resultado, es adecuado evaluar los requerimientos de la actividad en donde se espera ejecutar.

Ventajas de la remachadora
  • Ofrecen uniones de piezas de calidad, resistentes y permanentes
  • En una herramienta fácil de utilizar
  • Pueden ser aplicadas en actividades industriales como situaciones domésticas
  • El método del remachado es más económico que otros procesos de unión de piezas
  • Selección del diseño más adecuado según su función y visibilidad.
  • Es compatible con la automatización
  • Gracias a su excelente comercialización, su adquisición no representa contratiempos.
Pasos a seguir para usar una remachadora

Manipular esta herramienta no requiere de conocimientos sofisticados y profundos, ya que es amigable al momento de ejecutarlo.

Con el objeto de evitar accidentes de cualquier tipo, mencionamos algunos pasos que son recomendables realizar antes de accionar su operación.

  • Utilizar herramientas de seguridad como guantes y lentes para proteger los ojos
  • Cargar el remache sin apuros
  • Instalar el instrumento
  • Ejecutar la acción
  • Comprobar la unión de las piezas eficientemente

Mantenimiento de las remachadoras industriales

Las remachadoras industriales requieren de un mantenimiento para mantenerse en óptimo estado. Al respecto, es necesario tomar en cuenta las siguientes sugerencias al momento de realizar el chequeo.

  • Revisión general de todas las piezas que conforman el aparato
  • Cambio de piñón de ser necesario,
  • Engranaje de todo el sistema.
Modelos que remachadoras que puedes encontrar en el mercado
  • Milwaukee - Remachadora M12BPRT-0
  • Stanley 6-MR77 Remachadora MR77, Multicolor
  • Stanford ST-30104 Remachadora Dos Manos
  • Milwaukee 4933464405 Remachadora M12 bprt-201 X
  • Novus 032-0047 N-10-Remachadora (Incluye 60 Remaches Ciegos de Aluminio
  • Remachadora de Tuercas, 16" Remachadora Profesiona
  • Pistola de remache inalámbrica,

Pistola Remachadora, JiGiU 12" Pistola de Remache Profesional Alicates Ergonómicos de Doble Mango con 200 Remaches