Una de las fuentes más potente de energía natural es la solar. Si queremos utilizar esta energía y asociarla con la energía eléctrica, entonces necesitamos poner en práctica el sistema fotovoltaico y para hacerlo con criterio y conocimiento te ofrecemos el siguiente post, que busca abordar los conceptos más importante sobre este tipo de procedimiento.

Lo primero que tenemos que saber es que el sistema fotovoltaico fue descubierto por Alexandre Edmond Bequerel en el año 1838. Bequerel estaba experimentando con una pila electrolítica con electrodos de platino cuando comprobó que la energía subía en uno de los electrodos al hacer contacto con la energía solar.

Posteriormente en 1873 el ingeniero eléctrico inglés Willoughby Smith   descubre el efecto fotovoltaico en sólidos. En 1877, se crea la primera célula fotovoltaica de selenio. El invento tiene la firma de William Grylls Adams profesor de Filosofía Natural en la King College de Londres y su alumno Richard Evans Day.

¿Qué es el sistema fotovoltaico?

Un sistema fotovoltaico es un grupo de dispositivos, conectados entre sí, cuya finalidad es la conformación de una planta, que tiene como objetivo principal la conversión de la energía solar a eléctrica.

Su principio de funcionamiento radica en la luz y la radiación del sol que llegan a este sistema, a través de los paneles y celdas que a su vez transmiten la energía a un regulador de carga, evitando las sobrecargas y esfuerzos que puedan desgastar su vida útil.

Entre los componentes más relevantes que constituyen a estos sistemas se encuentra los paneles de solares, también conocidos como módulo solar fotovoltaico. Es quizá el dispositivo de mayor importancia, ya que se encarga de convertir la energía solar en energía eléctrica y suministrar la potencia necesaria a determinado espacio.

El regulador de carga, como bien lo indicia su nombre, controla la carga eléctrica evitando que el sistema tenga exceso de voltaje.

El acumulador o batería es el almacenamiento de la energía trasformada. Mantenerla en este dispositivo permite utilizarla cuando las condiciones lo ameriten.

El inversor tiene la función de convertir la corriente continua que se encuentra en la batería en corriente alterna.

Además de estos elementos, el sistema fotovoltaico emplea otros componentes como cables eléctricos, fusible, cajas que contiene la celda y conforma el panel, breakers, entre otros.

Clasificación de los sistemas fotovoltaico

  • Sistemas fotovoltaicos sin conexión a la red eléctrica (aisladas): Este tipo de sistema no están conectada de ninguna red eléctrica. La energía eléctrica se genera y se consume en el mismo punto. Está compuesta por baterías, las cuales almacenan la energía hasta que el usuario quiera utilizarla. Un ejemplo de estos tipos de sistemas son los kits solares para viviendas aisladas, estos sistemas tecnológicos tienen como función suministrar la energía eléctrica en un espacio que no está vinculado con la corriente eléctrica convencional.
  • Sistemas fotovoltaicos con conexión a la red eléctrica (de autoconsumo: En esta clasificación la energía proporcionada por los kits solares de autoconsumo se anticipa para suministrar el consumo. De no ser suficiente dicha método, la red eléctrica genera la energía necesaria. En caso de producirse excedentes en la instalación, la sobre carga de energía se introduce a la red eléctrica con el fin de ser distribuida al consumo más cercano.

Características de los sistemas fotovoltaicos

  • Es un sistema que requiera de la energía natural para su aplicación
  • Su instalación es sencilla
  • Los sistemas fotovoltaicos conectados a la red eléctrica proporcionan autoconsumo remunerado, autoconsumo directo y autoconsumo con baterías.
  • Las condiciones eléctricas que pueden ofrecer estos módulos son potencia máxima, tensión a circuito abierto, corriente de cortocircuito, intensidad de cortocircuito
  • Los sistemas fotovoltaicos son compatibles con diversos espacios.

Aspectos a considerar al momento de instalar los fotovoltaicos

Más arriba mencionamos que este tipo de sistemas son sencillos de instalar. Sin embargo, es oportuno recordar que dicho proceso requiere ser realizado por profesionales en la materia.

De igual forma, es adecuado mantener presente las siguientes consideraciones.

  • Lugar de la instalación: Nos referimos a la orientación y el clima. Es importante tomar en cuenta estos factores para proyectar la eficiencia del sistema.
  • Distribución de los dispositivos: A la hora de instalar un sistema fotovoltaico es recomendable considerar los eventos sísmicos del lugar, la fuerza del viento y la posibilidad de sufrir impactos externos.

Asimismo, se debe tener presente que los paneles al calentarse producen altas temperaturas, por lo que la recomendación es mantener la separación adecuada entre panel y panel.

  • Resguardo del resto de los dispositivos: Como medida preventiva ante los componentes externos que puedan dañar a los equipos, se sugiere mantener el resto de los instrumentos que conforman el sistema en un sitio guardado.
  • Contar con personal calificado: Reiteramos la importancia de realizar la instalación con profesionales calificados en sistemas fotovoltaicos. De esto depende, en gran medida, en éxito del sistema o no.
Herramientas a utilizar en la instalación de un sistema fotovoltaico

Las herramientas para los sistemas fotovoltaicos o paneles solares de la marca Fluke, son el mejor aliado en este tipo de instalaciones. La firma cuenta con toda una gama de instrumentos de calidad para facilitar la creación de este tipo de métodos energéticos.

Si deseas conocer todas las herramientas de la marca Fluke para sistemas fotovoltaicos, no dudes en consultar a GSL industrias.