¿Sabías que… la retención de dióxido de carbono en la sangre produce trastorno del sueño y otros daños en el cuerpo humano? El sensor de CO2 nos ayuda a registrar los índices de este elemento en el aíre para controlarlo y evitar complicaciones de enfermedad, así como otros beneficios.

Desde que los sensores hacen vida en los procesos industriales, son muchas las bondades que estos instrumentos han aportado a múltiples productos, como por ejemplo, en los aparatos electrónicos para el hogar y en equipos médicos.

En los sistemas de ventilación también están presente los sensores y justamente es el sensor de CO2 el que tiene incidencia en estos métodos de aíre.

¿Qué es el sensor CO2?

Un sensor de CO2 es un equipo que tiene como finalidad realizar la medición de gas de dióxido de carbono en un espacio determinado. El registro del dióxido de carbono lo ejecutan en partes por millón (ppm) en los espacios ocupados y nos brinda una muestra de la concentración de este gas en el aire que percibimos y respiramos.

Su principio de funcionamiento está basado en la absorción de energía de los compuestos que tienen los sistemas de sensores del tipo infrarrojo. En otras palabras, el dióxido de carbono y otros gases atraen la radiación infrarroja (IR).

El sensor está constituido por un emisor y un receptor de luz que mandan y reciben un haz con la longitud de onda de absorción de CO2. Este haz se ve aminorado, según la proporción de la cantidad de CO2 presente en el aire.

¿Para qué sirve un sensor CO2?

Tener el control de gas en los lugares habitados por el hombre es fundamental para garantizar la salud. Al respecto, el sensor CO2 ofrece las condiciones necesarias para proporcionar las medidas óptimas en cada lugar.

Uno de los sitios donde su utilidad ha sido satisfactoria es en viviendas y lugares de trabajo que tengan grandes cantidades de personas.

En la actualidad todas las construcciones son realizadas con la particularidad de incluir sistemas de ventilación de calidad y con la propiedad de poder minimizar los efectos contaminantes. El sensor CO2 contribuye en garantizar dichos efectos.

Para que la medición se realice de manera efectiva es importante conocer la tabla de medidas.

Niveles normales de dióxido de carbono en el ambiente

  • Habitual en exteriores: 350 a 450 ppm.
  • Aceptable en interiores: 600 a 800 ppm.
  • Tolerable en interiores: 1.000 ppm.

Es importante mencionar que si tenemos niveles anormales de dióxido de carbono, lo ideal para optimizar el ambiente es cambiar los sistemas de ventilación

Como lo hemos dicho al inicio del artículo, los altos grados de dióxido de carbono pueden ocasionar daños en la salud, inclusive pueden ser el origen de patologías complejas. A continuación presentamos algunos de sus efectos por el desnivel de la concentración del CO2

Hasta 1.000 ppm; sensación de aire enrarecido

Hasta 4.000 ppm; habitación mal ventilada

Hasta 5.000 ppm; concentración máxima aconsejable en el lugar de trabajo.

En concentraciones cercanas a los 30.000 ppm puede causar cefalea, migraña, dificultad para la concentración, somnolencia, problemas respiratorios y problemas en la sangre.

Características generales de los sensores CO2
  • Todos los sensores de este tipo están fabricados para garantizar aíres eficientes para la vida humana
  • Son elementos de fácil instalación
  • Son compatibles con condiciones de humedad, polvo y otros factores que puedan estar presente en el ambiente
  • Por lo general, la mayoría de estos instrumentos tienen una larga vida útil
Tipos de sensores CO2

En el mercado podemos encontrar muchos modelos de sensores CO2, aunque su estética, ocupación y tecnología sean distintas, su principio de funcionamiento es el mismo. Es decir, están constituidos por un sistema que permite la medición del dióxido de carbono en un espacio de manera efectiva.

Esto son algunos de los modelos

  • Sensores CO2 de pared
  • Medidor de co2 para interiores
  • Sensores CO2 de mesa
  • Sensores portátiles infrarrojos con baterías recargables.
  • Sensores inteligentes con capacidad para exportar datos
  • Sensores conectados al sistema wife
  • sensor de COSH, también conocido como CO/H2S
  • sensor de CO/H2 bajo
  • sensor de CO/H2 nulo
Ventajas de usar los sensores CO2
  • Con estos dispositivos podemos respirar aíres de calidad y proteger la salud
  • Ayudan con el ahorro energético
  • La medición es de fácil comprensión, gracias a su estructura basada en el método infrarrojo
  • Permite una regulación de dióxido de carbono ajustada a la necesidad del ambiente
  • Es aplicable en edificios, escuelas, centros comerciales, zonas residenciales, entre otros espacios.
  • En el caso de formar parte de un sistema de ventilación, su instalación se realiza de forma sencilla
  • Ofrecen confort y comodidad
  • En el mercado se puede encontrar modelos ajustados a la necesidad de cada usuario
Aspectos importantes a considerar en la instalación de sensores C02

A la hora de realizar una instalación de este tipo de sensores en un sistema de ventilación es oportuno considerar los siguientes aspectos

  • Análisis previo de la estancia
  • Ventilación del espacio
  • Geometría
  • Verificar si existen espacios con potenciales fugas.
  • evitar instalar el sensor CO2 en un lugar con obstrucciones.

Para concluir, los sensores CO2 son un instrumento indispensable para garantizar aíres frescos, capaces de ofrecer la medición exacta de dióxido de carbono en cualquier espacio. Si deseas más información sobre este tema no dudes de consultar con cualquiera de los asesores de GSL industrias.