En sensor de movimiento infrarrojo es una de las clasificaciones de sensores más usadas en distintas áreas de la vida cotidiana. Sus bondades han sido aprovechadas por industrias que fabrican productos para generar comodidad y confort. Su implementación en los sistemas de ventilación ha sido un aporte que potencia todos los beneficios ya conocidos en estos sistemas.

La utilización de los sensores en la sociedad data desde las primeras décadas del siglo 20 y gracias a los avances tecnológicos hoy día podemos tener dispositivos completamente automatizados, obviando el proceso de las primeras experiencias de sensores, las cuales fueron desarrolladas por los agricultores, quienes siguiendo la teoría de la astronomía miraban las estrellas y según su movimiento determinaban cuando realizar los cultivos.

¿Qué es un sensor de movimiento infrarrojo?

El sensor de movimiento infrarrojo es un aparato electrónico creado con el objetivo de medir la radiación electromagnética infrarroja de los cuerpos en su eje de visión. ¿Cómo lo hace?

Todas las entidades contienen cierta cantidad de radiación, esta radicación es invisible a los ojos del humano. Sin embargo, no lo es para los dispositivos electrónicos, ya que se encuentran en el rango del espectro por debajo de la luz visible.

Este tipo de instrumento está catalogado como inocuo y se lo denomina pasivo, porque en lugar de emitir radiaciones solamente las recibe, aunque en la actualidad hay algunos modelos capaces de emitir y recibir señales.

¿Cómo funciona un sensor de movimiento infrarrojo?

Contiene un fototransistor que es el lugar donde entran los rayos infrarrojos. Ahí se encuentra un material piroeléctrico, que en la mayoría de los aparatos está formado por una lámina delgada dentro del nitrato de galio (GaN), nitrato de Cesio (CsNO3), derivados de la fenilpirazina, y ftalocianina de cobalto.

El sensor de movimiento infrarrojo emite una señal al percibir un cambio de temperatura, bien sea a través de la presencia humana o por medio del cambio de temperatura ambiental.

Tipos de sensores de movimiento infrarrojos

De acuerdo a su funcionamiento se clasifican de la siguiente manera

  • Sensores pasivos: Son aquellos equipos constituidos por un solo fototransistor y están fabricados para captar las radiaciones de los objetos
  • Sensores activos: Contiene un emisor y un receptor que conforman un solo circuito. El emisor es un diodo LED infrarrojo (IRED) y el componente receptor el fototransistor.

Según la señal emitida se dividen en:

  • Sensores reflexivos: Contiene una cara frontal en la que se encuentra el LED y el fototransistor. Su principio de funcionamiento mide la radiación proveniente del reflejo de la luz emitida por el LED. Para que trabajen eficientemente en ambientes de luz, es necesario la incorporación de circuitos de filtrado en términos de longitud de onda.
  • Sensores de ranura (Sensor Break-Beam): Posee el mismo mecanismo de funcionamiento que la descripción anterior. No obstante, la ordenación es distinta, ya que ambos elementos se encuentran enfrontados a la misma altura, a banda y banda de una ranura normalmente estrecha, aunque podemos encontrar aparatos con surcos más grandes. 
  • Sensores modulados: Utiliza la emisión de una señal modulada, minimizando la influencia de la iluminación ambiental. Este tipo de sensor está pensado para la localización de presencia, medida de distancias, detección de obstáculos, teniendo una cierta libertad en la iluminación.
  • Sensores de barrido: Funciona a través de un paneo horizontal reflectante. Para ello pone en marcha señales moduladas que optimizan la autonomía de la iluminación y color de los elementos. Este tipo de sensor de movimiento infrarrojo forma parte de un equipo de desplazamiento perpendicular al eje de exploración del sensor.
  • Configuración óptica: Es un dispositivo enfrentado a un cristal y tiene como finalidad aportar la imagen de una sección de la región a medir. El cristal es amigable con el motor de rotación, el cual permite el paneo de toda el área.
  • Configuración en array de sensores: Está conformado por una cadena de sensores de movimientos infrarrojos, donde no es necesario los sistemas de cristales, tan solo amerita un conjunto de lentes ópticos para la concentración de la radiación. Este tipo de instrumento proporcioa menos errores de captación y genera mayor velocidad.
Sensor de movimiento infrarrojo y los sistemas de ventilación

En un artículo anterior mencionamos que los sensores son utilizados de manera efectiva en los sistemas de ventilación y extracción de aíre, generando confort y comodidad a los usuarios.

Con respecto a la incorporación de los sensores de movimiento infrarrojos en los sistemas de ventilación, estos pueden ser instalados en el sistema o pueden ser incorporados a través de un dispositivo que se acciona según el funcionamiento de los sensores infrarrojos y tiene como objetivo activar el procedimiento de ventilación. Los más sofisticados tienen la virtud de poder comunicar datos en tiempo real y de manera automática.

En la técnica de extracción so empleados para buscar la automatización de los sistemas de erradicación de humedad y malos olores en los cuartos de baño, brindando mayor comodidad y confort para los miembros de la familia o integrantes de la oficina, si fuese el caso.

 Para concluir, las ventajas del sensor de movimiento infrarrojo, escapa de vista, nos sirven para activar sistemas de iluminación, alarmas seguridad y hasta sistemas de ventilación y extracción de aíres.

Para más información contacta a GSL industrias.