El sensor de temperatura es un aparato que tiene múltiples usos, el más conocido por todos es aquel que usamos para medir nuestra temperatura corporal ante un resfriado. Sin embargo, hay otras aplicaciones de relevancia que quizás desconocemos y suman importancia cuando queremos mayor confort y seguridad.

De acuerdo a estudios realizados, el primer sensor de temperatura tiene su origen en 1874, junto con los hallazgos de científicos franceses y con el nacimiento de la tecnología de onda corta, pero el primer sensor sobrio de la historia se le asocia a Daniel Gabriel Fah.

En la actualidad, los avances tecnológicos han permitido que estos instrumentos formen parte de muchos aparatos de uso diario, permitiéndonos realizar con facilidad diversas actividades.

¿Qué es un sensor de temperatura?

Un sensor de temperatura es un equipo diseñado para medir la temperatura, para ello trasforma el valor de la temperatura en una señal eléctrica para que pueda ser leída sin dificultad. Estos dispositivos también son conocidos con el nombre de termosensor o sonda de temperatura.

Su principio de funcionamiento dependerá del tipo de dispositivo, ya que tienen termopares diferentes, pero en rasgos generales todos se apoyan en las propiedades de los conductores y semiconductores (materiales), los cuales tienen la habilidad para diferenciar la resistencia eléctrica con respecto a la temperatura del objeto.

¿Para qué sirve el sensor de temperatura?

Como hemos mencionado, el sensor de temperatura es aplicable en muchas actividades. A continuación presentamos algunas prontitudes donde su uso ha generado beneficios favorables.

  • En los sistemas solares de agua caliente sanitaria.
  • En los paneles fotovoltaicos
  • En industrias alimentarias, petroleras y petroquímicas
  • En funciones derivadas de hornos
  • Para evaluar el control de temperatura corporal
  • En la fabricación de medicamentos
  • En laboratorios
  • En operaciones industriales vinculada a los procesos termodinámicos
  • En controles de aires acondicionados, calefacción y ventilación.
  • Para controlar la temperatura de refrigerantes, entre otros

¿Cuántos tipos de sensores de temperaturas existen?

  • Sensor de temperatura termopares. Su principio de funcionamiento emplea la energía eléctrica entre dos metales diferentes unidos, los cuales se comportan de manera diferente ante los cambios de temperatura.
  • Sensor de temperatura termorresistencias. En esta categoría se utilizan resistencias, permitiendo que la conductividad cambie en función de la temperatura. Este tipo de dispositivos es utilizado para medir la destemplanza del material.
  • Sensor de temperatura electrónica. Está conformado por un sistema electrónico que proporciona una señal de acuerdo a la temperatura captada.
  • Sensor de temperatura de inmersión: Es utilizado para medir la temperatura en conductos. Compatible para la medición de agua, aceite, gas, aire, etc.
  • Sensor de temperatura de cable: utilizan un elemento de medición encerrado generalmente en una cubierta de metal al final de un cable.
  • Los sensores de temperatura de tubería con clip: Brinda una medida indirecta de la temperatura de un medio (agua).
Normas para el uso del sensor de temperatura en edificios

Uno de los sitios donde habitualmente se instalan sistema de ventilación, calefacción o aíres acondicionados es en los edificios, por consiguiente el sensor de temperatura es uno de los dispositivos a utilizar.

Para su adecuación a dichos sistemas existen unas normas que describiremos a continuación

En sistemas de doble flujo la norma establece la regulación recuperadora de calor o de energía de alta eficiencia a través de la variación de la velocidad de giro del ventilador a partir de los parámetros del aire en la entrada y a la salida, los cuales son medidos con sondas de temperatura instaladas en la unidad.

Las sondas de temperatura son el mecanismo en ventilación para controlar los parámetros del aire interior, los del aire exterior, así como el control de los sistemas de ventilación. Su implementación con sondas de humedad y sondas CO2, proporciona mejorar el confort y la comodidad en el interior de los edificios.

Sensor de temperatura en los sistemas de ventilación

Como ya sabemos, uno de las instalaciones donde más se utilizan este tipo de dispositivos es en los sistemas de ventilación. Sin embargo presentamos algunos ejemplos para mayor comprensión.

En los Sistema de ventilación mecánica, este tipo de técnica es fundamental para la determinación del coeficiente de transferencia de calor, para ello se implementan actividades con distintos sensores como sensor de temperatura externa; sensor de temperatura localizado en la parte superior; sensor de temperatura localizado en la parte mediana y sensor de temperatura localizado en la parte inferior.

En cuanto a los sistemas de ventilación industriales estos sensores mide la temperatura del medio que fluye (agua, aire, etc.) ya sea directamente utilizando un sensor o indirectamente mediante un soporte montado en la tubería/conducto.

Los sistemas de calefacción también implementan sensores que están ajustados al tipo de sistema. Con relación a este tema, la marca Soler Palau dispone de unos accesorios para la batería de la calefacción que son los siguientes:

TG-k: Sondas de temperatura para conducto para usar con reguladores de baterías eléctricas.

Tipo NTC linealizadas.

Protección IP20.

Modelos:

- TG-K330: de 0 a 30ºC

- TG-K360: de 0 a 60ºC

- TG-K310: de -20 a 10ºC

Si deseas más información sobre el sensor de temperatura y su aplicación en los sistemas de ventilación, contacta a los asesores de GSL industrias.